Iberdrola se alía con Shell para pujar por los primeros proyectos eólicos marinos flotantes en Reino Unido

Iberdrola, a través de su filial ScottishPower, se ha aliado con la petrolera anglo-neerlandesa Shell para pujar por los primeros proyectos eólicos marinos flotantes en Reino Unido. En concreto, los dos grupos pujan por diferentes propuestas para desarrollar estas instalaciones pioneras al Noreste de Escocia, dentro del programa ScotWind Leasing convocado por Crown State Scotland, cuyo plazo de presentación se ha cerrado hoy.


ScotWind Leasing es la primera ronda de subasta de fondos marinos para el desarrollo de energía eólica en aguas escocesas en más de una década. Según informa EuropaPress, concederá derechos de propiedad para el desarrollo de nuevos proyectos eólicos marinos a gran escala, incluida, por primera vez, la eólica flotante. Se espera que Crown State Scotland anuncie los resultados de esta nueva ronda a principios del año que viene.


El consejero delegado de ScottishPower, Keith Anderson, ha declarado que "la unión de los conocimientos, la experiencia y saber hacer de ScottishPower y Shell sitúa a la alianza en una posición óptima para liderar el desarrollo de parques eólicos flotantes en alta mar a gran escala, crear una nueva industria verde con enorme potencial para exportar habilidades y experiencia a nivel mundial y ayudar al Reino Unido a descarbonizar su generación de energía".


Por su parte, el presidente de Shell UK, David Bunch, ha dicho que si la candidatura tiene éxito, Shell y ScottishPower "se comprometen a trabajar con las comunidades y empresas escocesas para ayudar a desarrollar las cadenas de suministro y la experiencia, que podrían convertir a Escocia en un líder mundial en materia de energía eólica flotante".



La tecnología eólica marina flotante, en la que España es un actor destacado,  es especialmente adecuada para las zonas de aguas más profundas, donde no es posible instalar cimentaciones fijas, como ocurre en aguas escocesas.



Iberdrola y la eólica marina
La energética presidida por Ignacio Sánchez Galán opera ya más de 1.300 MW eólicos marinos, distribuidos en el mar Báltico alemán (Wikinger) y en el Reino Unido (East Anglia One y West of Duddon Sands). Esta capacidad se duplicará en los próximos años con los proyectos que desarrolla en Alemania (Baltic Eagle), Francia (Saint Brieuc) y la costa norteamericana de Massachusetts (Vineyard Wind 1).


La expansión de la cartera de proyectos eólicos marinos de Iberdrola en los últimos doce meses -20.000 MW a finales del primer trimestre de este año-, reforzada por nuevas plataformas de crecimiento, como Japón, Polonia, Suecia e Irlanda, permitirá al grupo tener 12.000 MW eólicos marinos en operación en 2030.


De esta cartera, cerca de la mitad está lista para iniciar su construcción: Kitty Hawk (Carolina del Norte, 2.500 MW); Zone 522 (Massachusetts, 3.400 MW); East Anglia Hub (mar del Norte, 3.100 MW) y Windanker (mar Báltico, 300 MW). La compañía tiene, además, más de 10.000 MW en desarrollo en Suecia (3,6 GW), Japón (2,7GW), Polonia (2-3 GW) e Irlanda (3 GW).


Además, desde el grupo indican que Iberdrola se encuentra en una posición óptima para participar en las subastas y licitaciones previstas en los próximos meses en sus nuevas plataformas de crecimiento: Estados Unidos, que sacará a subasta 3.200 MW; Reino Unido (hasta 12.000 MW), Japón (3.000 MW), Alemania (900 MW), Francia (hasta 2.250 MW), Dinamarca (hasta 2.200 MW) y esta de Escocia.


Publicar un comentario